22/01/13

Pásele, pásele...

Entro a la tienda, prendo luces y me sorprende una voz,

"Qué tal, joven! Vengo por el juego que vi el otro día!"

Me sorprende, pero ya recuerdo.

La tienda no es mía, es de mis papás, más bien de mi padre que es el que la atiende, pero lo estoy supliendo hoy.

Lo he estado supliendo algunos días en los que he estado en Cuernavaca, porque ha estado enfermo y el trabajo que vine a ver (más al DF) no requiere que esté en la gran ciudad diario.

Afortunadamente.

Entonces aquí estoy y me gusta. Vaya, es buen comienzo de día que antes de que prendas y abras todo, ya tengas una venta.

La verdad también me gusta que el señor me reconozca y salude de mano. Me acuerdo de él, es ingeniero, vino con su hijo. Viven un poco lejos de acá y alomejor traen algunas máquinas para que las vea.

Lo recuerdo todo.

Si bien soy bonachón por naturaleza, según yo nada más, la verdad es que tengo mucho más éxito con las señoras.

Ya lo había mencionado antes, con las mujeres adopto una cara de que necesito ayuda que es irresistible. Entonces compran, pues me ven todo confundido. Me gusta que piensen eso de mí. Apelo a su sentido de ayudar al atarantado.

Entonces, solo he estado acá como unos 4 días totales, dispersos en 3 semanas, pero resulta que soy buen vendedor.

Tengo una ex que se dedicaba a esto, le debería de pedir tips, pero mi buen criterio no me lo permite.

Mi promedio de ventas al día es bastante bueno y he vendido la pieza más cara de la tienda.

A una señora, por supuesto. 6 meses de renta del local solucionados en 15 minutos.

Y así es todo, creo. O alomejor estoy en esa edad. Todo es más fácil.

No soy mal vendedor, al final. Me resistí, pero creo que eran tonterías por no competir con mi padre, que es un gran vendedor.

Hace un año y medio o dos años no sé si hubiese sido tan efectivo. Estaba en otra mentalidad. No sé ni cuál, pero era mala.

Entonces, de repente me inspiré y se acabó eso. Empecé a pedalear y todos los proyectos que tenía pensados ya no eran sueños tan lejanos. Luego la gente comenzó a moverse y aquí estoy y tengo que hacer varias cosas.

Bien, creo que estoy bien. Y es porque no le doy importancia ya a muchas cosas que me eran importantes antes.

En fin. Tengo mucho qué hacer este año y ya me empezó a ir muy bien. Desde el año pasado. Si cruzan los dedos por mí, igual y si me retiro a los 40. En una cabaña y sin ningún lujo, pero retirado.

Nah, tengo mucho qué hacer y en cuanto me muevo sale más, pero mientras...

Pásele, pásele a la tienda....






2 comentarios:

Anónimo dijo...

La figura de la primer foto esta a la venta? de que tamaño es y cuanto cuesta? gracias

atte. ricardo

Xavier dijo...

Qué tal, Ricardo! Es una escultura de Victor Gutiérrez en bronce. Es de aprox. 80 cms de altura y está en 40 mil pesos. Si quieres más informes, xaviermunguia@gmail.com. Saludos!