12/04/09

2 años...

Hoy es el cumpleaños de este blog.

Me pone de buenas. Me pone más de buenas que sea hoy, porque ha sido un día muy extraño.

Les cuento.

Antes, pónganle play a ésto:



Para ambientar, pues.

Les decía que me gusta que sea hoy el cumpleaños, porque realmente ha sido un mal día.

Nada grave, pero de esas cositas que te pueden.

Sin embargo, hoy recuerdo en dónde y cómo estaba hace 2 años.

La primera entrada de este blog (que creo que nadie ha visto nunca) fue para dar una mala noticia, la muerte de Kurt Vonnegut.

Los pocos de ustedes que llevan rato leyendo este blog sabrán ya que él es mi escritor favorito. Tal vez no fue un comienzo muy agradable para el blog, pero sí puedo decir que comenzó con algo importante para mí, por lo menos.

Ya tenía rato con el blog, pero estaba vacío. No sé si les pasó eso. Esa preocupación de que las entradas tenían que ser de algo importante.

En fin, hace 2 años yo estaba viviendo en Vancouver, Canadá. Eran tiempos muy buenos. Tomaba un curso que me gustaba, diseño de sonido, y vivía con pocas preocupaciones.

Había dejado atrás muchos problemas y estaba empezando a reinventarme.

Recuerdo que en ese tiempo me gustaba una cantante de un grupo de punk (al parecer, yo también a ella, pero ya saben cómo es éso), vivía a 2 cuadras del mar, y comencé a tomarme en serio en muchas cosas, como músico, más que nada.

Fueron épocas extrañas también. Reconocerme. Dejar de fumar. Antorcha peruana. Dormir. Máscaras.



Ven? A éso se le llama simbiosis. La máscara que estaba sobre mi cama era mejor. De Uganda, según entiendo. Las extraño.

Les decía de Vonnegut.

Creo que la razón más importante por la que me gusta es porque entendía que el mundo es para verse y sentirse. Lo que escribía era sólo una especie de recordatorio personal.

El arte debe ser trabajo físico también. El escritor debe salir, recorrer, experimentar algo de lo que quiere que le ocurran a sus personajes. Investigación de campo, no por internet. Creo que la razón por la que no me gusta mucho la literatura contemporánea es por eso. Todo mundo escribe de cosas y lugares de las que no tiene un conocimiento fundamental. Escritores gordos investigando en base a wikipedia mientras chatean por el msn.

Mi cuerpo no me permite mucho sedentarismo. Si paso muchos días encerrado sin mucho sol, me empiezan a salir manchas rojas en la cara, pecho y cuero cabelludo. Yo le llamo alergia a cuatro paredes, pero parece que nadie ha escuchado hablar de éso.

Quiero tener hijos morenos, porque no quiero que lidien con los problemas que tiene la piel blanca al sol. Yo era muy blanquito y casi se me quita. Ahí voy.

Soy feliz al sol.

Como lagartija.



Mi blog se ha centrado mucho en la fotografía últimamente. No sé por qué. Es por épocas, creo.

Es mi maníaco-depresión. Mi bipolaridad. No, no es cierto. No tengo éso, pero está de moda, no?

El ritmo de la canción que les puse debe estar ya en pleno. Me hace un nudo en la garganta. La voz de Lisa Gerrard tiene ese efecto sobre mí, por eso me gusta tanto.

Hay artistas así. Te hacen sentir incómodo en tu vulnerabilidad. Un clímax en una película. Un pasaje largo y fluído en un libro. La foto que quiere decir algo más para ti, y que tratas de recordar por qué...

No todo tiene que ser así. Hay formas de arte que son sólo para divertirse un rato. Para poner de buenas.

Como ésto:



Anécdota curiosa:

Hace algunos años estaba en Nueva York y fui a un concierto de Jason Forrest en el bar Galapagos de Williamsburgh. Tocaron varios artistas de breakcore y speedcore. Al terminar su set, pasó junto a un amigo y a mí. Le dijimos que era súper chido. En inglés. Nos abrazó y nos besó. Estaba muy sudado. Después de un rato, entendimos que fue una buena experiencia y me cayó mejor.

Si han ido a ese tipo de conciertos, bien. Son divertidos. Puro nerd haciendo slam. Como locos, pero con cierto cuidado. Buen balance. Lleven algún tipo de droga.

Drogas.

Se oye feo, no?

Drogas.

Ojalá les pudiese decir cosas malas de las drogas, pero jamás he tenido una mala experiencia con ellas. Aparte de que me he quedado sin lana o algo así por comprarlas.

Prueben todo lo que quieran. No se van a hacer adictos a nada a la primera. A menos que quieran.

Lo único que no les recomiendo es la ketamina. En serio. Piénsenlo bien.

El 90% de las canciones que les gustan fueron hechas bajo la influencia de la cocaína.

Invento estadísticas el 5% de las veces. Son correctas el 7.5% del tiempo.

Pero, en serio, la mayoría de las sesiones de grabación en un estudio se hacen con coca.

Según Jim Morrison, el mundo sería más feliz si todos estuvierámos viajando en algo todo el tiempo.

No sé si lo dijo él, pero es lo que infiero de tanto escucharlo.

Algún día les contaré más sobre este tema.

Avanzamos.

Les escribo desde el Distrito Federal.

Es el lugar en dónde crecí.

A regañadientes tengo que admitir que soy de aquí.

Es a regañadientes porque me da tristeza en lo que se ha convertido. Una masa. Contaminada. Un hoyo negro que atrae a lo peor. La gente buena (que es mucha) se queda atrapada ahí. Aguantan mucho, eso si lo admiro. No es necesario, les digo. En fin.

Mucha gente en estas fechas se va a la playa.

Yo viví un buen rato en la playa y creo que éso me quitó un poco de gusto por ella. Cada fin de semana era pasarse todo el día en la playa. En la noche a beber. Buena vida?

Lo que sí es que siempre he tratado de vivir cerca del mar.

Sol y mar. No playa.

Me gusta el olor. Salado.

Es lo único que no me gusta de San Miguel, mi nueva casa. Está muy lejos del mar. De ahí en fuera todo bien. Muchos gringos, pero son chistosos casi siempre.

Un secreto.

Soy gringo.

De hecho soy naturalizado mexicano.

Nací en El Paso, Texas. Tejas.

Frontera con Ciudad Juárez.

No muy glamouroso. Glamuroso? Glamoroso?

Ok. Entonces, fue idea de mi madre, que quería que yo tuviera doble nacionalidad.

Cuando vivía en Canadá, pensé en ir a la oficina de imigración y decirles que me deberían de dar la nacionalidad canadiense. Para tener las tres. Para ser un verdadero norteamericano.

Jojojo.

La familia de mi madre sigue en Ciudad Juárez y no dicen cosas muy buenas con respecto a la situación allá. Por si no han visto las noticias.

Siempre recuerdo narquillos y todo allá. No era gran problema. Lo que sí era problema era el viaje de 24 horas en camión hacia allá, escuchando a (adivinen):

Juanga.

Ni modo. Mi hermana se sabe la letra de todas sus canciones, muy a su pesar.

Acá estamos por esas épocas:



Parecemos contentos en las fotos, por lo que puedo concluir que no estábamos escuchando a Juanga.

La lógica es buena.

Atrás de nosotros están los lienzos de mi padre. Extraño el olor a pintura.

Mi abuelo también era pintor. Más serio que mi padre, de hecho.

Si algún día van a Pegueros, en la iglesia están sus pinturas. En los altos de Jalisco.

Atrás, en dónde vive el sacerdote está una mujer muy buena onda, que camina con andadera.

No recuerdo como se llama, pero recuerdo que me dijo que nació en 1910, pero no sabe contar, entonces no sabe cuántos años tiene. Mejor que no sepa. Son muchos, alomejor se impresiona.

Me gusta recordar frases así.

Como una mujer que me gustaba mucho:

Yo: ¿Qué háces?

Ella: Hago pastelitos.

Excelente.

Si quieren más música, recomiendo ésto:



En qué estaba?

Ya. Pastelitos.

En alguna época de mi vida, llegué a pesar 128 kilos.

Ya soy delgado, pero te marca el ser de tal tamaño.

Camino lentamente. Me muevo lentamente. Mi cerebro a veces piensa que peso lo mismo que antes y toma sus precauciones.

He maltratado un poco a mi cerebro. Conmociones. Amnesia. Mareo. Falta de concentración.

Tal vez fui así desde pequéño. Falto de atención. Crecí con ayuda de la televisión.

Estaba conectado a la tele. Mis referencias de esos tiempos son de programas televisivos.

La mayoría provienen de Roxana Banana.

No es cierto, pero cómo me gustaba ese programa.

Yo siempre quise tener un amigo chimpancé. No mascota, amigo. Enseñarle a fumar.

Después leí que no son muy buena onda. Los cambié por los bonobos.

En fin, ya no tengo tele desde hace mucho. Creo que todavía estoy saturado de cuándo era niño.

Ésa fue la primera frase común en mi vida.

"Deja de ver la tele!"

Después se transformaron.

"Haz la tarea!"

"Pónte a trabajar!"

Esas son algunas. Las que más se me quedan son diferentes en su tono:

"¿Estás deprimido?"

"Algún día conocerás a alguien que te vuelva loco y vas a ver..."

"Sólo tienes novia cuando estás deprimido."

y la que más retumba:

"Xavier, es que eres para un ratito, nada más..."

Ok. Entendido.

Atormentado.

Es una buena palabra. Evoca varios sentimientos. Me gusta.

No me atormenta nada. Me da gusto poder decirles eso.

Me gustaría decirles algo más profundo, pero es un blog, y no es para éso.

Es para divertirse, en buena onda. Ha cumplido su cometido.

Sin querer, se ha convertido en una parte de mi vida. Ha visto muchos cambios, tanto físicos como mentales, y me ha apoyado en todos.

Aquí pongo recordatorios de ciertas épocas de mi vida y los comparto con ustedes para que me conozcan un poco. Este blog no es como soy en la vida real, pero si es una especie de arquetipo. Como me gustaría ser. A lo que le tiro. O sea, si soy como soy acá, pero diferente.

Sus comentarios me han ayudado a pensar que no estoy tan loco como a veces pienso que soy. También me han apoyado en cosas personales que he puesto. Se agradece, y trato de hacer los mismo en sus blogs. A veces no me sale, pero sí es mi intención.

En fin, como siempre es el caso con este tipo de entradas, me disculpo por lo largo que es y espero que si han llegado hasta acá, algo les haya gustado...

Los dejo con la primera cita que puse en el blog:

"The universe is a big place, perhaps the biggest."

Esta cita no es de Kurt Vonnegut.

Es de Philip Jose Farmer, quién escribió bajo el pseudónimo de Kilgore Trout. Kilgore Trout en un personaje de Kurt Vonnegut. Me equivoqué en la primera cita de mi primer post. Perdón.

Ésta sí es de Vonnegut...

“Just because some of us can read and write and do a little math, that doesn't mean we deserve to conquer the universe.”

...

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Insisto, Xavier, me gustaria toparte en algun momento. Sospecho, por lo que cuentas en tu blog, que eres re/buena onda, alivianado... algo que falta mucho ahoa que todos se pasean como si lo que hicieran salvara vidas a diario. Ah si, y tambien chida rola.

América Gutiérrez dijo...

Feliz cumpleblog, la neta me da gusto que hayas pasado al mio y que yo me haya dado una vuelta por el tuyo. Me divertí mucho leyendo este mega post de celebración. Te visitaré frecuentemente.

Joyrider dijo...

Grandioso post, hace mucho no disfrutaba tanto leyendo una entrada, en serio. La libertad(no se me ocurre otra cosa) con la que escribiste eso, me encantó. Muchas felicidades por los dos años, un abrazo.

Xavier dijo...

Anónimo:

A veces si soy tan alivianado como acá. Toparse conmigo ya no es muy difícil. Es cuestión de ir al pueblo y caminar un rato hasta ver al tipo que tiene un tatuaje de un nautilus en el antebrazo. Tengo cara de pocos amigos (me dicen), pero se me quita cuando me saludan, jeje...

América:

Gracias! Qué bueno que te gustó, también seguiré visitándote.

Joyrider:

Tienes razón, me siento libre al escribir por acá. Trataré de hacerlo más seguido.

Un abrazo!

la valedora dijo...

hey.... me encantan tus post de escritura descontrolada... es como seguir tu pensamiento.

Lo más shockeante es que te pongas color chile de perro con o sin sol! Mis primos también nacieron en el paso... y yo siempre los jodo de que eso es de nacos. Viven en juarez pero trabajan y estudian en el paso.
bueno, saludos.

Xavier dijo...

Jajaja! Necesitamos conseguir una foto para indicar claramente cuál es el color chile de perro...

Si, no es nada original eso de ser gringo de Juárez...

Mad Scientist dijo...

Ahhhh! Rolón -el primero- Lisa y su voz!!

John Mirko dijo...

Creerías que se me hizo corto el post?... quedé con la sensación de que había mucho más por leer, es extraño... tanto como la sensación.
Es interesante la forma de interrelacionarte con el blog, y de cómo éste permite crear relaciones y afectos con quienes te leen y comentan a menudo.
A veces se me olvida comentar, es que el tiempo es corto para todo lo que uno quisiera decir; hoy es domingo pero no me siento inspirado, digamos que me he quedado pensando, asimilando lo que escribes y adptándolo dentro de mi propia personalidad, comparándolo con mis experiencias y lo que pienso respecto de mi vida.
Felicidades por el nuevo aniversario, un abrazo,

Xavier dijo...

Mad Scientist:

Es un rolón. Todo ese concierto está demasiado chido...

John:

Gracias! Trataré de hacer más entradas así, aunque si las planeo, no salen. Por eso me gustan también a mí, aunque sean todas raras... Un abrazo!