15/06/09

Diseño de Sonido

Cuando le digo a la gente que soy diseñador de sonido, hay reacciones variadas. Sin embargo, la mayoría son caras de confusión.

La gente cree que sólo soy un ingeniero en audio o un sonidero, pero no. Hay diferencias. Sin menospreciar a los demás, pero al final no tenemos tanto que ver.

El "sonidero" es el típico que le sabe a las mezcladoras y pone sonido en vivo. Son buenos para ajustar niveles y ecualizar, pero el sonido en vivo, como regla general, es malo y manejarlo requiere más callo para solucionar problemas al momento que finura. Los buenos ingenieros de sonido en vivo son muy buenos para reconocer problemas y hay muy pocos; de ahí que la mayoría de los conciertos a los que vamos suenen tan mal. Muchas veces no es culpa del artista, hay ingenieros que jamás se paran en donde está el público, por lo que no tienen ni idea de cómo suena su sonido. Ellos no tienen nada que ver con el diseño de sonido. Yo jamás he puesto sonido para un evento ni nada. Ni ganas.

El ingeniero de sonido es el típico que conocen y que han visto en algún estudio detrás de la consola. Los buenos son los que reconocen qué se va a escuchar bien ya en la mezcla, no por sí solo. Los ingenieros de estudio trabajan en un ambiente muy controlado, por lo que se les exige ser más finos y más atentos a los detalles. Yo soy ingeniero en audio y a veces sí tengo que hacer cosas en un estudio, pero no precisamente música.

Pero el diseño de sonido es muy diferente.

Antes, un poco de historia:

En el año de 1983, mi familia se mudó a una casa en Coyoacán. El cuarto que me tocó (que fue un alivio, porque hasta ese momento yo dormía en un sofá cama en la sala de un departamentito) tenía algunas "mejoras" muy extrañas. El chavo que vivía ahí antes (a quién nunca conocí) era ingeniero en audio, o por lo menos le gustaba mucho. Tenía bocinas por todos lados, y en la bodega de la casa, había una especie de estudio setenterísimo, el cual nunca aprendí a usar, pero que me fascinaba ver. Ya después, cuando me convertí en ingeniero en audio, relacioné que probablemente todo ese equipo tuvo un gran impacto en mí. Sí, soy de reacción retardada. Aún conservo el equipo, y ya lo sé usar.

Fin de la historia.

Después de estudiar ingeniería en audio en diversas instancias de mi vida, conseguí una beca para irme a Vancouver a estudiar Diseño de Sonido. Verán, me gustaba ser ingeniero en audio y todo, pero la verdad es que odio trabajar con músicos. Y con productores. Muchos dicen que con la gente, en general. Por éso me gustó más el diseño de sonido, según mis detractores.

Si alguna vez han trabajado en alguna producción para una película o corto, deben de saber que cada frame de la película fue escogido y editado. Sé que las películas de 2 horas se les hacen eternas a la gente, pero la verdad es que cuando estás trabajando en ellas, trabajas con unidades de tiempo tan pequeñas y conoces todo tan bien, que 2 horas se te hacen muy poquito tiempo para una película. Ni hablar de los cortos.

Así como el editor del film o video observa cada frame, el diseñador de sonido escoge cada sonido que entra a una película. Sé que se oye ilógico y un poco imposible, pero no, así tiene que ser.

"¿Pero cómo? Si yo he visto al que maneja el micrófono con el palo enorme (boom, sin albur) y está grabando todo lo que pasa y lo que dicen!"

Pues sí, en efecto lo tratan de hacer. En un mundo ideal eso pasaría. Sin embargo, hay varios factores que no permiten que ésto sea posible. El primero (y el más molesto para los operadores de boom y mixers) es la jerarquía que existe en un set.

Una lección rápida de lo básico en cuestión de reglas de un set:

Generalmente, hay sólo 4 personas que pueden gritar "Corte!" durante una filmación y son (en orden jerárquico):

1) El director.

2) El asistente del director.

3) El director de fotografía.

4) El supervisor de sonido, quien generalmente es el mixer.

Pasa algo curioso con todo ésto. Muchas veces, el director es un tipo que no sabe mucho de los tecnicismos requeridos para completar una escena. El que realmente sabe qué es lo que pasa en todo momento de la filmación es el asistente del director. A veces, si son escenas estándar, el director ni siquiera estará presente. El asistente toma a su cargo la filmación sin ningún problema. En los últimos años, los asistentes son personas que sí estudiaron cine o que tienen mucha experiencia en sets y son las personas que manejan todos los problemas con los fotógrafos y, en general, todo lo técnico. El director generalmente se ocupa de la dirección de escena como tal, y de manejar a los actores (lo cual es ya un trabajo bastante difícil).

Bueno, entonces seguro han escuchado esta frase:

"Luz... cámara... acción!"

El o la que generalmente da ese grito es el o la asistente del director. El grito es un estándar, y todo mundo lo conoce, pero le faltan cosas. Como siempre, el reconocimiento al audio es lo que falla.

El grito, por lo general, es así:

"Preparados!?... Silencio en el set!!! Luces! Audio! Cámara! Acción!!!

Ven? Siempre falta el audio. Nadie nos respeta.

Ésto no nos sorprende a los que trabajamos en ésto.

Verán. En la jerarquía que puse arriba, el mixer está sólo por debajo del director de fotografía. El problema es que el salto entre ellos es uno enooorme.

El mixer o supervisor de sonido en locación sólo puede gritar corte si hay un problema de audio grave. Generalmente, el asistente del director o el director platican con el encargado del sonido y repasan las situaciones en las que el equipo de audio puede cortar una escena. Casi siempre, la recomendación es que el mixer nunca grite corte, para permitir que corran las escenas y no desperdiciar film o tiempo. Los mixers experimentados saben que si gritan corte, se les quedarán viendo con miradas de muy pocos amigos. A cambio de ésta discriminación, los operadores de boom y los mixers generalmente son los mejores pagados (en cuestión de equipo técnico) en un set. Además, a la gente se le hace muy fácil decir "lo arreglamos en post", lo cual es bueno para mí. No saben que 2 minutos más en el set les va a ahorrar un dineral. Pero shhhhhhh.

Ahora, ésta gente que trabaja en el set operando el boom y el mixer, tampoco son diseñadores de audio. Lo que graban será utilizado por los editores de audio, pero ellos generalmente sólo se encargan de grabar. Acá entre nos, los encargados del audio en el set son los más relajados y con menos presiones, y generalmente llegan crudos.

Muy bien. Entonces, ya grabado el audio, concluyen grabaciones y el director o alguien escoge a un supervisor de sonido o diseñador de sonido, depende de la edad.

Verán, antes, los diseñadores de sonido eran los tipos que jugaban con sintetizadores y hacían sonidos nuevos. Se acuerdan de su tecladito Casio? Un diseñador de sonido se pasó horas haciendo los sonidos que tienen adentro. Después vino la era del sampleo, mejores procesadores, y todo éso que no le ayuda a los diseñadores de sonido de hoy en día. Son tipos muy loquitos de una manera medio nerd y antisociales, por lo general. Algo tiene que ver con estar enfrente de un sintetizador todo el día. Como los webmasters o codificadores o lo que sea, creo que cualquier trabajo en el que tu principal interacción sea con un objeto inanimado te hace así.

Un día, los supervisores de sonido dijeron basta. No puede ser tanta discriminación. Supervisor de Sonido? Somos artistas y ese nombre hace que parezcamos técnicos! Hasta en el Oscar aparece así y nuestro premio lo dan en los comerciales!!!

"Entonces, cómo se quieren llamar?"

Hmmm.

La mayoría se sigue llamando Supervisor de Sonido, pero algunos (entre ellos los miembros de la academia) decidieron llamarse Diseñadores de Sonido. Porque se diseña el sonido , como artistas que somos.

Bueno, pero ésto ya parece clase de audio para film o algo así.

¿Qué es lo que hace un Diseñador de Sonido o Supervisor de Sonido?

Ok. Uno de bajo perfil, como su servidor, se encarga de todos los sonidos que escuchan en la película (que todavía no me toca), corto o animación que ven. Nos juntamos con el director, nos dice qué es lo que quiere y hacemos lo opuesto (jo!). Porque no tienen ni idea. Del sonido, digo.

En serio. Nos ponemos a escuchar lo que tienen grabado y decidimos que se rescata, qué no, y cómo vamos a hacer el resto.

Ven el sonido que hace su personaje cuando trae una chamarra de piel, o sea, el sonido de la chamarra? Imagínenme a mi sentado con un micrófono enfrente y 2 pedazos de vinil (suena mejor) igualando cada movimiento. La escena típica de la mujer en la calle solitaria en la que sólo se escuchan sus tacones? Si, me tengo que subir a unos tacones e igualar sus pasos. Hay fotos, desafortunadamente.

A éso se le llama Foley y sí, es un arte. Yo no soy muy bueno, pero le echo la culpa a trabajar en cosas de bajo presupuesto y que no me dejan practicar bien en un estudio por codos. Es algo así:



También tenemos que hacer los efectos de sonido de igual manera. Nuestra imaginación tiene que fluir para lograr que los sonidos que vamos a hacer suenen realmente como nos imaginamos que suenan.

Si aventamos una sandía para que caiga en el suelo, tendrá un sonido muy poco dramático. Más desparramador. Sin embargo si le hacemos un agujero a la sandía, la vaciamos y le metemos un globo de agua adentro, suena como nos lo imaginamos. Nos lo imaginamos así porque así lo hemos visto (escuchado, es mala costumbre) en las películas.

Así es. Nuestra imaginación ha sido increíblemente amplificada por las películas. La generación del radio comenzó con esta revolución mental, hasta llegar a hoy en día, en el cual, gracias a las películas sabemos el sonido de cualquier cosa. Si, sabemos como suenan los rayos lásers y como se escucha cuando nuestras estrellas favoritas tienen relaciones (sexuales).

Si no se sorprenden por ésto, piensen en la reducida cantidad de sonidos que un antiguo romano, por ejemplo, escuchó durante su vida. Si se quieren clavar más, piensen en lo que era el mundo y la curiosidad antes de la fotografía.

Ya dejen de pensar en éso, no sean clavados, como yo.

Entonces ésta va a ser la primera parte, porque ya estoy divagando sobre el tema principal. Le voy a poner parte 1 en el título y si a alguien le interesa, sigo con la parte 2. Ojalá que sí, porque repasando el post, veo que realmente no he dicho bien lo que hago, más bien lo que no hago y realmente fue más bien como que una visión sobre el proceso pre-post-producción, la cual también es una de mis palabras favoritas. Creo que es porque no existe, el pre-post se cancela, entonces es simplemente la producción, pero me complico mucho siempre.

Ok, entonces luego nos vemos.

Escuchen también la versión de "Blister in the Sun" de Nouvelle Vague



Definitivamente es la mejor canción que se ha escrito sobre masturbarse.

11 comentarios:

John dijo...

Hola camarada!
Dentro de tanta divagación has logrado hacerme entender de estos asuntos, y con ello creo que tengo una parte importante para lo que será mi proyecto de blog cinemero.
Se habla mucho de las "librerías de sonido", es fácil de acceder a ellas y emplear estos materiales en una película?
Tal vez debas explicar mejor el por qué en una película se recurre a añadir los sonidos en la post-producción y todo ese tema del foley.
Muy buen post, como siempre.
Un abrazo,
John Mirko

Xavier dijo...

Seguro que sí. Comenzaré a trabajar en la parte 2 y me aseguraré de tratar de despejar tus dudas...

Un abrazo!

América Gutiérrez dijo...

Necesito un diseñador de audio como tú. Sobre todo ahora que sé lo que no haces. En esto momentos estoy viviendo la transición de guionista a realizadora y entiendo a lo que te refieres en cuanto a jerarquias en un set. Escribe la segunda parte, está largo, pero bien interesante. Es más te debería de poponer para una clase en la escuela de cine donde todos quieren ser directores o cinefotógramos. Siempre es un gusto leerte.

Xavier dijo...

Si necesitas algo de audio, ten por seguro que estoy disponible. Desde que llegué a México soy fotógrafo más que nada y he trabajado en producciones, pero nada de audio. No soy fotógrafo (hablando en términos vocacionales) ni me gusta organizar videos ni soy muy fan de lidiar mucho con gente y todo éso. Lo de las clases sería genial, nunca he dado una clase de ésto, más allá de programas de audio, pero sería una buena experiencia. Seguiré con la parte 2...Saludos!

El Velvet de Cierto Pelo dijo...

Espero la parte 2 con ansias. Después le contesto con eso del diseño sonoro, en lo que, a mí parecer, me han parecido las cintas gringas con el mejor diseño sonoro.
Saludos.

MarianaBec dijo...

Yo espero la parte dos y apunto mi interes en las clases :). Excelente post, Xavier! A mi me encanaria estudiar ingenieria de sonido y tu post solo hace que me den mas ganas -de estdudiar, pues.

Emma Zunz dijo...

¡Amé esta versión!

jorge ojeda dijo...

"El "sonidero" es el típico que le sabe a las mezcladoras y pone sonido en vivo. Son buenos para ajustar niveles y ecualizar, pero el sonido en vivo, como regla general, es malo y manejarlo requiere más callo para solucionar problemas al momento que finura"
hola está buenisimo que aclares cual es la actividad que realizas, pero que esto que dicés sobre algo que desconoces totalmente, yo soy diseñador de sistemas y operador de sonido. Me he dedicado a esto desde hace años, y la verdad me molesta que alguien hable así de mis colegas. Con respecto a la finura del sonido en vivo, en los últimos años tenemos la tecnología para poder asegurarnos que el operador trabaje casi con el audio que tendría en un estudio de grabación. Y para poder minimizar las diferencias en respuesta de frecuencia en las áreas de audiencia de cualquier recinto.
te dejo un abrazo

Xavier dijo...

Tienes razón. Es fácil descalificar a los sonideros, pero muchos logran maravillas en situaciones poco favorables.

Con respecto a lo que mencionas de la tecnología en los últimos años, es una verdad a medias. No todos están a cargo de un sistema de Meyer Sound, la mayoría tiene sistemas bastante malos. La diferencia entre el sonido en vivo y en el estudio es demasiada como para compararlas. La delicadeza que necesitas para calibrar los monitores en los estudios no tiene lugar en un concierto en vivo. Tampoco existe tanta presión en un estudio como para un concierto. Las diferencias en respuesta de frecuencia se pueden minimizar en base a sistemas y con artefactos, pero todavía no le ganan a que el ingeniero se pare y camine alrededor del lugar sobre el que trabaja. No puedo estar para nada de acuerdo contigo, he pasado mucho tiempo en estudios y reconozco que no he ahondado mucho en el sonido en vivo, pero si lo estudié y llegué a practicar limitadamente, y sé muy bien que no es lo mismo.

Ahora, no era mi intención insultar a los ingenieros en vivo. Algunos tienen oídos impresionantes, simplemente los utilizan para otros fines que los de estudio. No hay superioridad de ningún bando.

Saludos.

LA ESCUELA DEL DUENDE dijo...

JIJIJIJI te felicito por ser directo y no quedarte analizando lo que redactaras para nosotros dar lectura.Exitos en tu carrera

Nahuel C. dijo...

Hola loco...yo estoy esperando con ansias que me trasladen de ciudad (en mi trabajo) para arrancar esta carrera! Lei, investigue, googlie los busque en youtube a colegas tuyos como Walter Murch (QUE PARA LA PELI WAL-E HIZO NADA MENOS Q 2600 SONIDOS NUEVOS!) yyy...la verdad? Quiero arrancar ya...por q soy creativo, por que soy pasional cuando algo realmente me gusta...y esto me encanto...esperare la 2da parte...espero q sea tan entretenida como la primera! saludos!
Nahuel desde Arg.