16/04/08

Algo...

me dice que tengo una deuda kármica muy extraña que pagar en esta vida. No me puedo quejar de lo más importante, como familia y amigos y bienestar en general, pero algunas cosas, el amor, y algunos detalles, jamás van a salir a mi favor. Soy muy accidentado, me conozco la mayoría de las salas de emergencia existentes en esta ciudad. Si hay forma de lastimarse haciendo cualquier actividad, hay que tener por seguro que el lastimado seré yo. Así está escrito el destino para mí...
Sin cursilerías, por supuesto. Mi problema es más gracioso que nada. Por ejemplo, yo sé que si conozco a una mujer que no tenga nada que ver conmigo, en ningún aspecto, me atraerá terriblemente. Esta atracción, de la cual estoy tan conciente como indefenso, tal vez acabará en una relación sentimental totalmente destinada al fracaso. Me sé el guión de memoria.
Tenía una amiga que me "explicó" alguna vez que yo era muy extraño con respecto a las mujeres, pues parecía entenderles un poco más que la mayoría de los hombres. Ella atribuía ésto a que crecí entre mujeres, puesto que tengo 2 hermanas mayores, mi abuela siempre nos cuidaba, y era muy apegado a mi madre. Mi padre trabajaba y viajaba mucho, por lo que no era tan cercana la relación. Todo ésto, según mi amiga, pudo haber tenido 3 consecuencias en mi crecimiento. En efecto, ella pensaba que mi destino pudo haber sido cualquiera de éstos:

1) Ser totalmente dominado y minimizado por el sexo femenino. Ésto como consecuencia de ser el menor entre tantas mujeres dominantes. Casi, pero no.

2) Ser un total perro maldito sin ningún tipo de respeto por las mujeres. Por la misma razón de arriba.

3) Ser como soy.

No me pudo explicar nunca "como soy". Nadie, realmente, en cuestión sentimental ha podido.

Si alguna consecuencia tuvo el crecer entre tantas mujeres fuertes, sobre todo mi madre y abuela (que tienen historias de vida impresionantes), fue el que me hice un total feminista. Demasiado para la sociedad actual, creo. La caballerosidad no es mi fuerte, no persigo a las mujeres, soy detallista, pero no con las cosas usuales. Siento que si le detengo la puerta a alguna mujer, me dirá que no es manca, ó algo así, algo como lo que me dirían en mi casa. No sé si esté bien ó mal, pero así es. Esta forma de ser causa que las mujeres se entusiasmen al principio, y después se harten de mis actitudes tan extrañas, por lo que, casi siempre, yo cedo un poco. Puedo estar en una mala relación eternamente, aguanto como todo un campeón. Me siento orgulloso de mi resistencia, pero mi falta de intelecto sentimental está a punto de calificar como una discapacidad, según yo.

Bueno, el punto es éste:

Hoy detuve una posible relación malísima. En seco.

Sé que muchos dirán que no se puede saber que será mala, pero yo si lo puedo hacer.
Es fácil, son 3 puntos que observar:

1) Me caen re bien, pero a nadie más.

2) Son mujeres "independientes" que no me necesitan a mí, ni a ninguna relación. Sin embargo, yo nunca les hablo, y ellas son las que me hablan a mí, algo molestas por mi falta de atención a ciertos problemas en su vida que mis dotes psíquicas no han captado aún.

3) Se sorprenden y les encanta mi "espontaneidad" y mi "libertad", sin saber que éstas características son las que terminarán nuestra relación.

Todo ésto lo reconocí con una chava que conocí, y ya "veía venir el madrazo". Seis meses de relación (ó algo así), y fast forward a un rompimiento amargo. Hasta sabía cómo y por qué íbamos a tronar.

Me he enamorado muchísimas veces, pero creo que nunca de una novia. Lo raro es que ésto no me pone triste. Al contrario, es como si pensara que voy en ceros, sólo puede mejorar.

Espero.

Hablaba antes acerca de mi deuda kármica. Todavía no la puedo pagar, desafortunadamente. Tal vez no pueda. Creo que mi "iluminación" vendrá el día en que conozca a alguien que me inspire a que me dedique a hacerla totalmente feliz. Ese día me daré cuenta que no podré pagar esa deuda en esta vida, pues la viviré "felizmente". Los cobradores kármicos tomarán ésto como una falta, por lo que seguramente me la cobrarán en la siguiente vida. Tal vez con intereses.

Lo que no saben ellos es que no creo en la reencarnación.

Ja!

Hoy estaba en el tráfico y por el shuffle salío la canción "Tomorrow" de Clinic. Algo pasó, se me pegó, y la he repetido todo el día.

Me está asustando esta pequeña obsesión, pero si la quieren oír aquí la pueden descargar...


6 comentarios:

GABY dijo...

yo digo que te predispones y por eso el fracaso de tus relaciones... si crees que tienes un mal karma, pues a trabajar en el, y las cosas cambiaran.
el amor florece hasta en una piedra, todo es cuestión de las ganas que le pongamos para cultivarlo!

besitos guapo!

Xavier dijo...

Alomejor tienes razón. Más bien creo que mi destino será morir solo...
Tengo que empezar a comprar gatos para que me hagan compañía! jeje
Abrazo!

Adriana Degetau dijo...

whatever disposiciones, que no creo. Digamos que a quienes no les pasa lo que a ti, son autómatas.
Checa esto, neta:
http://www.mat.upm.es/~jcm/murakami.html

Adriana Degetau dijo...

o bueno, el mejor párrafo del texto del link:

"Pero también hay personas que pueden extraer la normalidad que hay en mí. Son muy escasa, pero existen. Ellos/as y yo nos atraemos mutuamente de una forma completamente natural, como dos planetas flotando en el espacio oscuro del universo, y luego nos separamos. Aparecen en mi vida, se relacionan conmigo, y un buen día desaparecen. Son mis amigos, mis amantes, mi esposa incluso. A veces acabamos enfrentados. Pero siempre, en todos los casos, acaban yéndose. Se rinden, o pierden las esperanzas, o caen en el silencio (no sale nada del grifo, por muchas vueltas que le den), y finalemente desaparecen. Tengo una habitación con dos puertas. Una de entrada, otra de salida. Las dos no son compatibles. No se puede salir por la entrada, ni entrar por la salida. Esas son las reglas. La gente entra por la entrada, y sale por la salida. Hay muchas formas de entrar y muchas formas de salir. Pero lo que no cambia es que todos acaban saliendo. Unos se fueron en busca de nuevas posibilidades, otros por ahorrar tiempo. Otros murieron. No ha quedado nadie. No hay nadie en la habitación, sólo yo. Tengo siempre muy presente su ausencia. La de quienes se fueron. Las palabras que dijeron, los alientos que exhalaron, las canciones que tararearon, ... Todo lo veo flotando como un polvillo por las esquinas de la habitación."

la valedora dijo...

yo también creo que estoy destinada a morir sola... ni pedo... pero me niego a comprar gatos..

me senti algo identificada con tu texto, yo soy la tipica que digo "que crees que soy imbecil y que no puedo abrir una puerta o qué" jajaja pero a la vez me encanta que sean caballerosos y detallistas pues al contrario de ti crecí entre puro wuey, el resultado: soy un hombre más, entonces alguien que me trate como reina se me hace muy atractivo, aunque me genera cierto choque... ahhh me cae que estoy loca. Pero no te preocupes xavier no eres el unico que sabotea sus relaciones, yo tambien tengo issues con eso de intimar... grandes grandes issues... ok ya me expuse demasiado.. adios

Xavier dijo...

Adriana:
Creo que no había leído algo que, tan casualmente, narrara muchísimo de lo que he pensado. Fue rarísimo. Gracias por pasarme el texto...
¿Neto seremos tantos así en el mundo? ¿Qué vamos a hacer?

Vale:
Jajaja, debería haber legislación en cuestión a porcentaje de género en cada familia. Así no tendríamos estas broncas.
Deberías reconsiderar lo de los gatos. Son re chistosos...