26/01/09

Una extraña combinación de espejos...

De repente, te ves desde un ángulo extraño. Es un ángulo poco común, una vista de 3/4 de perfil, creo que le dicen.

No te reconoces bien, pero sabes que eres tú.

¿Siempre sabes que eres tú?

¿Qué tal que un día te ves en el espejo y no te reconoces?

Creo que tu cerebro sabe como serás en el futuro. Tiene toda la información ahí, no? En nuestro código genético está cada arruga, todo.

Alomejor no. Tenemos suficiente albedrío como para engordar o enflacar, operarnos, lo que sea.

¿Entonces el cuerpo va improvisando?

Leí hace poco que las tortugas pueden ser inmortales.

Conocemos tortugas de 250 años, pero no las vimos nacer. No tenemos idea de cuántos años tienen realmente.

Llegan a una edad madura y dejan de envejecer. Sólo morirán por infecciones o si alguien las mata. Creo que algunos peces también pueden hacer ésto.

Pero yo no.

En esa imagen en el espejo, no dudo para nada que haya vivido 30 años. Es bastante.

Y lo que falta (toco madera).

Veo mi cara. La cicatriz. Parece que tengo un beso siempre en el cachete. No es un beso, mi cachete se abrió una vez en un accidente por golpear la cabeza del que iba en el asiento de al lado. Aparentemente hay mucho aire en los cachetes. No es muy denso, por lo cual con un golpe fuerte puede explotar un poco. Como una bolsa inflada.

Pasan los años y ya sólo parece un beso embarrado.

Me doy cuenta que es algo divertido para los que no saben la causa de la cicatriz.

Observo a los que saben por qué tengo la cicatriz y noto cómo quieren decir algo ligero, pero después piensan que alomejor me lo tomo a mal.

Nunca me lo he tomado a mal.

En fin.

Me veo en el espejo en ese ángulo tan extraño que acabo de encontrar.

No me favorece mucho, pero es divertido.

Muevo el brazo y...

El tatuaje. Es demasiado grande.

¿El de la espalda es más grande?

Demonios.

Con razón tengo tan poco éxito con las mujeres "serias".

¿Serias o aburridas?

No es cierto. De hecho todas mis novias han sido serias. Responsables. Bueno, no tanto, pero en cuestión de trabajo y disciplina y eso si.

No entiendo qué me ven.

Lo que sí es que lo que me ven, no dura mucho. ja.

...

No sé ni qué estarán haciendo ya. No es necesario saber tampoco.

El tatuaje es demasiado grande y no se puede hacer nada ya.

Como con la cicatriz.

Nada más que una cosa es "arte" y otra cosa es "la vida".

Cuando Hemingway escribía, en parte era "la vida".

Cuando un intelectual escribe es "arte".

La vida incluye dolor, violencia, contrastes, años pasando.

El arte es hecho concientemente.

No me caen bien los intelectuales. Si me están leyendo ahora, los describiré.

Típico tío fuera de forma con lentes cuadradones (entre más cuadrados, más inteligentes son). Visten pantalones de vestir y traen algún suéter que no les queda bien. O muy grande o muy chico. Escriben y se quejan de la situación actual. También son sensibles. Se emocionan fácilmente. Gesticulan mucho con las manos.

Hablan de las guerras, primero con pasión, pero después citando estadísticas o algún dato que leyeron en cualquier libro sobre las grandes guerras.

Hablan del amor, pero sólo se conforman con algo, lo que sea. Eso lo convierten en amor, con resultados desastrozos para ellos. Normales para los demás.

Hablan de moral.

Principios.

La verdad es suya. La defenderán a gritos en un café de la Condesa.

Me pregunto si la defenderán igual si los apuntan con un arma.

Yo no.

Si tienen un arma y me apuntan con ella, haré lo que sea.

Si quieren que baile la macarena desnudo con zapatos de tacón mientras canto 3 tonos más alto de lo que mi voz es normalmente, lo haré sin problemas. La dignidad es un lujo que sólo tienen algunos cuantos. Prefiero estar vivo. Dolor, todo. Venga.

Aunque, si planean hacer eso, háganlo cuando esté solo. Si hay alguien más y siento que debo protegerlos, adiós todo. No será por dignidad, lo que pasa es que siento que tengo que cuidarlos a todos ustedes.

Sí, a TODOS ustedes los cuido. Es una enfermedad, creo.

Si algún día veo que maltratan a un niño... bueno, dejémoslo ahí. Me enoja demasiado.

Hablaba con un amigo el otro día. Decía él que odiaba a los terroristas porque implicaba dañar a inocentes. Se preocupa porque si muere en un ataque terrorista será inocente.

No lo es. Ni yo tampoco.

Los niños si, por ejemplo. Los animales.

Nosotros entendemos lo que está pasando. Vemos la basura de gente que lidera nuestra civilización. Ellos no.

Nosotros podemos hacer algo al respecto, aunque sea "extremo".

Si decidimos no hacer nada, eso no nos hace inocentes. Al contrario.

Por algo somos adultos. Ya se nos olvidó para qué.

A mi ya se me olvidó.

Lo que si sé es que no soy inocente de nada.

También critico mucho a los intelectuales. No a todos. A los que sólo piensan y escriben. A los que no hacen nada.

¿Y yo?

Yo ya me di por vencido.

Se escucha estúpido, pero ya nada más estoy aquí para ver, oír, oler, y sentir cosas bonitas.

Eso es todo. Partánse la madre todo lo que quieran, yo estoy aquí para disfrutar los colores, los aromas.

Estaré conciente de lo demás, lo feo. Pero no dejaré que me sobrepase.

Todo lo malo es creado por la humanidad. No existía antes. Las cosas simplemente pasaban y ya.

Así, nada más.

Me gustaría enamorarme, pero creo que es parte de lo que ya menciono.

Habrán broncas, claro, pero el otro extremo es increíble.

Creo. Dicen. Nunca lo he sentido.

Y sigo observando en el espejo.

El pelo se me va. No me preocupa tanto ya.

Por un momento si me preocupó.

Creo que no era tanto por lo estético, sino porque era otra cosa más que apuntaba hacia la conclusión de que ya no soy un jovenzuelo.

Ya lo entiendo y no me molesta.

Bueno, sí me molesta, y qué?

Lo único bueno es que tengo una buena colección de historias ya. De todo tipo. Para éso sirven los años.

Después verás a alguien más joven que tú que quiere hacer alguna pendejada muy parecida a alguna que tú hiciste.

Yo voy a dejar que las hagan. Es más divertido.

La vida no sirve de nada si te vas a tomar todo en serio (ojo intelectualoides).

Cicatrices, dolor, muerte, todo.

Todo tiene su lado ligero.

Me veo en el espejo.

Estoy sonriendo.

No importa cuántos años tenga, creo que siempre conservaré la misma sonrisa de niño baboso de siempre.

Bueno, ya. Quítala.

Regresa a la misma cara de enojado de siempre.

Listo.

Con razón me echan bronca tanto. Tengo cara de maldito.

Me tengo que rasurar ya.

¿Sigue alguien aquí?

4 comentarios:

Towers, Gabriela dijo...

Tengo un extraño gusto por las cicatrices. Larga historia.

A mí no me toman en cuenta los hombres serios. Ja "serios". Ha de ser por el tatuaje.

Presente.

la valedora dijo...

xavier: definitivamente ya no eres un jovenzuelo desde el momento que usas la palabra jovenzuelo. es como decir la "chaviza" jaja

Me encanta leerte que bueno que sigues por aqui. La imagen de tu cachete reventar me causa morbo. Buscaré algun video en youtube jaja a ver si hay.

Moonguide dijo...

Gabriela:

A mi también me gustan, creo que aun no tengo suficientes. No es cierto.

Lo de los tatuajes es al revés. Les gustamos por "rebeldes". A la gente seria. No sé ya quiénes sean serios o no. Los que usan traje?

Vale:

Qué mal. Yo iba a usar chaval. No es taaaan espectacular lo del cachete reventado. Es más como una grieta. Bueno, fueron como 3 grietas, pero nada más una se ve más ahora. Sobre todo cuando tengo frío, no sé por qué...

Saludos2

Anónimo dijo...

Llegar a los 30 y poner sonrisas al leerte es hacer algo :)

qué bueno que le sigues dando a este blog.